Busqueda de Agua 46

Nuestra Experiencia en Búsqueda de Agua

El año 2016 tomé la decisión de comprar una máquina de origen Chino, para búsqueda de agua subterránea para pozos, ya que los métodos usados hasta esa fecha eran muy análogos. Gran parte de las empresas que realizan pozos perforan sin conocer realmente si existe agua en un determinado sector, en general se perfora con algún pozo vecino de referencia, tanto de profundidad del pozo como de cantidad de agua probable. Todo muy casero y estimado sin certezas, ya que no logran explorar las napas subterráneas, solo estimar a través de experiencias cercanas.

En tres meses terminamos descartando el uso de esa máquina, nos dimos cuenta de que era bastante deficiente, pues no entregaba profundidad de agua y caudal a obtener, dando inseguridad a lo que requería el Cliente.

En 2018 invertimos en un nuevo equipo de origen estadounidense, con un costo altamente superior, pero se observa que es muy preciso para determinar profundidad de agua y caudal a obtener. Dicho equipo utiliza metodología sismo-eléctrica para determinar dichas características, con capacidades de medición de 125 y 550 metros de profundidad, según la forma de excitar el terreno.

Asistí a Texas a capacitación, dado su complejidad en la operación. Desde esa fecha la empresa ha entregado servicios satisfactorios a nuestro Clientes. Tiene un 99,9% de efectividad, porque si bien puede fallar, es muy precisa en la búsqueda de agua, exploración subterránea y en la cantidad de agua posible de extraer.

En la actualidad, existen diversos métodos para buscar agua, desde métodos satelitales, los cuales realizan estimaciones indirectas a través de imágenes, así como los geofísicos (tomografía de resistividad eléctrica, por ejemplo) los cuales miden la estructura del subsuelo y deducen la existencia de agua, ninguno de ellos realiza la medición directa, es decir, que el equipo reciba la señal que hay agua o no, como lo realiza nuestro equipo.

Que podemos hacer en resumen:

Buscar agua subterránea para pozos profundos con la mejor fiabilidad de los equipos existente en el mercado

Evita perforar en ubicaciones donde no hay agua y pagar la construcción de “pozos secos”

Permite ahorros en metros de perforación, dado que es posible conocer antes de perforar la profundidad óptima a construir, evitando sobredimensionamientos

Conocer con antelación el diámetro y profundidad a perforar, para poder obtener la cantidad de agua deseada.

Que tener en consideración:

El estudio de búsqueda de agua es una medida puntual de horas de medición y no es posible medir en forma de superficies (por ejemplo montar el instrumento en un dron y medir hectáreas de superficies), por lo que con anterioridad a emitir una cotización, nuestro personal debe planificar la cantidad de mediciones a ofertar, conforme al tamaño de la superficie a explorar y a la información hidrogeológica del sector.

Etiquetas: Sin etiquetas
0

Los comentarios están desactivados